Blog del CCI

lunes, 8 de junio de 2015

Víctimas, secuestros y aerogeneradores

Hace siete días, clausurábamos esta nota con una referencia a nuestro IV Congreso. Hoy lo que ya está clausurado es el citado evento que, según parece, ha resultado del agrado de asistentes, ponentes y patrocinadores. La satisfacción de todos ellos alimenta la nuestra.

Aún víctimas del “jet lag”, retomamos la actividad habitual, insistiendo en la necesidad de hacer llegar a las organizaciones y a quienes las orientan, dirigen y controlan los mensajes oportunos sobre su papel y necesaria implicación en materia de [ciber-]protección. Recetas como las que le traemos hoy contribuirán a esa labor pedagógica que a Ud. corresponde.

Pero si consejeros y directivos son víctimas del desconocimiento, no menos lo son el resto de empleados, del descuido, la negligencia o el engaño. En ese último se apoya el delincuente de moda: el “ransomware”, que extorsiona empresas e individuos, sin distinción, en una suerte de democratización del delito. Una democratización que alcanza, también, al lado del delincuente mediante la puesta a disposición de herramientas cada vez más sencillas que, realmente, popularizan la capacidad de delinquir. ¡Casi invitan a ello, se diría! Máxime considerando el buen resultado que parecen estar dando los secuestros de información. Aunque éstos no son los únicos “trabajos” rentables: la fructífera actividad del robo de datos de tarjetas  -recuerde TARGET-  se mantiene en plena forma, centrada actualmente en el sector hotelero.

En el ámbito estrictamente industrial, ciertos aerogeneradores han sido los últimos aparatos informatizados en salir a la palestra de las vulnerabilidades.

Profundice en estos y otros temas en nuestro "Boletín". ¡Suscríbase aquí y disfrute cada semana con su lectura!

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada