Blog del CCI

lunes, 28 de marzo de 2016

Agujeros, contrapesos e inmuebles

Que “lo digital” no acaba de ser visto con toda la atención que merece por parte de los individuos al frente de las organizaciones es evidente, si uno repara en el gran número de fiascos de raíz tecnológica que atestiguan los titulares de prensa.

Hace tiempo que no damos nombres …

En 2012, Mark Thompson, el empleado público mejor pagado del Reino Unido  -por entonces Director General de la cadena pública BBC-  dejó la emisora con un agujero de cien millones de libras esterlinas enterrados en un proyecto, DMI (Digital Media Initiative), que iba a catapultar a la veterana BBC hacia la era digital. Su sucesor en el cargo, Lord Anthony-William “Tony” Hall, cancelaría el proyecto justo un año después; llevándose, de paso, por delante al, hasta ese momento, Director de Tecnología, John Linwood, a quien, con esa decisión, hacía único responsable.

Todo apunta a que revestir el contexto digital en el que hoy se mueven las empresas de una capa de barniz “ciber”, esto es, acercarse a “lo digital” desde una perspectiva que contemple las consecuencias de su mal uso, puede hacer más tangible la seriedad de esta materia. ¡Crucemos los dedos!

Mientras esa toma de conciencia se produce, los problemas siguen creciendo, las amenazas van en aumento y hay quien logra materializar unos ciberataques que se muestran cada vez más coordinados y peligrosos.

Como contrapeso, nuestro buen amigo y miembro de “El Ecosistema CCI”, Aarón Flecha, nos acerca, hoy, una serie de claves para minimizar esos riesgos. Y, en la misma línea  -la de tratar de servir de ayuda-,  desde CCI, presentaremos esta semana una nueva guía práctica que permitirá poner en marcha sistemas de gestión de la Ciberseguridad Industrial. Unos sistemas que, en cada organización particular, habrán de involucrar a todos los afectados, comenzando por la alta dirección y terminando en el ultimo interesado.

Nos despedimos en clave europea, con una referencia a la situación creada en ENISA, respecto de su oficina cretense. Otra decisión corporativa que, tal vez, debería haberse pensado dos veces cuando hace una década se tomó.

Profundice en estos y otros temas en nuestro "Boletín". ¡Suscríbase aquí y disfrute cada semana con su lectura!

PD: Sin abandonar esa clave europea a la que me refería en el último párrafo, vaya nuestro recuerdo para las víctimas de los atentados de Bruselas del pasado martes, 22 de marzo de 2016.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada