Blog del CCI

lunes, 11 de julio de 2016

¿Pezqueñines? ¡Sí, gracias!

El ciberespacio, esa especie de oceano inmenso, azul, preparado para ser explorado y explotado, tanto por los buenos, como por los malos, tiene de todo, excepto peces pequeños.

De hecho, aquellos [los peces] nacen gracias a los chicos buenos: emprendedores deseosos de establecerse (y establecer sus, aparentemente, pequeñas “creaciones”) en el hábitat cibernético.

En el lado opuesto, los tipos malos esperan explotar el cibermar de otra manera, esquilmando los recursos marinos (quiero decir, digitales) y haciendo que la empresa de atacar empresas pequeñas sea un gran negocio.

Pero, una vez aclarado que los peces pequeños no lo son, los grandes también deberían (y lo están intentando) entrar en el gran azul. Se están haciendo digitales, lo que los hace más atractivos para los ciberdelincuentes. Incluso, algunos de ellos, están haciendo sus procesos digitalmente esbeltos, lo que hace la tarea de limpiar pescado menos pesada.

Con tantos peces en el cibermar, a nadie debería sorprender que el ciberdelito esté duplicando sus cifras.

Corolario: Ya sea Ud. un pez gordo, o no, proteja sus sistemas de control industrial de los “phescadores” (y otros profesionales del mal) con un poquito de ciberseguridad. Permita que ISA e IEC (por no mencionar a CCI) le guíen en el trayecto.

Profundice en estos y otros temas en nuestro "Boletín". ¡Suscríbase aquí y disfrute cada semana con su lectura!

No hay comentarios :

Publicar un comentario